Comenzó como una gran fiesta religiosa y terminó en tragedia: el chofer de una camioneta Ford Super Duty, que según autoridades policiales estaba borracho, atropelló a docenas de fieles que estaban en la parroquia Inmaculada Concepción, en la calle Colón de La Sabanita, Ciudad Bolívar. Los primeros reportes (tanto de Protección Civil como de las policías de Heres y de Bolívar) confirmaron ocho muertos, incluyendo dos niños, y siete heridos.

Luego de sobrevivir al accidente del miércoles en Macagua, los heridos han tenido que lidiar con la falta de insumos médicos en los hospitales de Ciudad Guayana, mientras que Justo Noguera y Tito Oviedo se ocupaban de la campaña para las elecciones del domingo. 'Esto parece Cuba o la India. No hay papel para atender los heridos, y el mismo papel lo limpiamos y lo reutilizamos. También cortamos pedacitos de mascarillas… pero el que llega aquí es para morirse”, relató una doctora del Hospital Dr. Raúl Leoni, que prefirió no identificarse.

Diputados y concejales en Caroní y el estado Bolívar, tanto de oposición como de oficialismo, coinciden en el algo: el accidente ocurrido en la vía Macagua está relacionado a la falta de una oportuna fiscalización de tránsito al permitir que unidades no aptas estén ejerciendo función de transporte público, en medio de una crisis por la falta de repuestos, hiperinflación y políticas para que la ciudad cuente con un sistema masivo de transporte.

Ante la falta de autobuses, un grupo de trabajadores trató de resolver el regreso a casa pidiéndole el aventón al chofer de un camión volteo. El afán de llegar a encontrarse con sus familias se diluyó en un choque en plena represa de Macagua que mató a cuatro de ellos y dejó más de diez heridos. Fue una  muestra de la culpa de un gobierno indolente que condena a los ciudadanos a una vida miserable y, en los peores casos, a la muerte. Este hecho fue una muestra de ello.

Una fuente vinculada a la Corporación Venezolana de Guayana confirma el dato que está por encima de los 15 decesos de los que informó el Ministerio de Industrias Básicas.

El accidente ocurrió la madrugada de este sábado. El técnico era contratado por la empresa Protecnica. 

La mujer tardó una hora en ser atendida por paramédicos de 171, tras caer en medio del puente Caroní, sentido Puerto Ordaz-San Félix. Testigos culpan a la banda “El quesito” de azotar todas los buses que circulan esta zona.

El bus de Expresos San Rafael, con 30 pasajeros a bordo, procedía del kilómetro 88, al sur del estado Bolívar, y tenía previsto parar en la terminal de San Félix antes de continuar su rumbo a Ciudad Bolívar. Al quedarse sin frenos recorrió unos 800 metros hasta estrellarse contra la Clínica Humana. Además del fallecimiento de dos hombres y una mujer, al menos una docena de personas resultaron heridas a causa de este mortal siniestro vial.

El hombre de 37 años falleció la madrugada de este lunes en la avenida Guayana, cerca del Parque Cachamay. 

Familiares del comerciante Jesús Eduardo Noriega González no creen del todo la versión sobre su muerte en un incendio. Lo que han escuchado luego los hace dudar de que un cortocircuito acabó con su vida.

Página 1 de 6

Autoridades académicas, estudiantes, ONG y entes públicos participaron en un foro que recalca que sin igualdad ni justicia, el des...

Los guayaneses pagan las consecuencias de la improvisación irresponsable con la que Francisco Rangel Gómez manejó el tema del tran...

La supervisora del Banco Bicentenario explicó que desde el miércoles experimentaron fallas en la plataforma. Las personas de la te...

Exigen a la jueza del Tribunal Primero de Juicio de Violencia contra la Mujer en Puerto Ordaz ceñirse a las pruebas contra el homi...

El tema central de esta XVII edición tiene como tema central el Arco Minero del Orinoco. Entre sus desafíos, intentan convertirse ...