Domingo, 05 Febrero 2017 00:00

Investigan a la suegra y esposa de hombre asesinado en Upata

 
Valora este artículo
(5 votos)
Las averiguaciones siguen a cargo de los funcionarios del Cicpc Las averiguaciones siguen a cargo de los funcionarios del Cicpc Foto Archivo

Por el caso ya hay un sujeto detenido, quien era compañero de trabajo del occiso. El sujeto condujo a los funcionarios de la Policía estadal hasta donde había enterrado el cuerpo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Anarquía en El Callao dejó tres fallecidos, dos granadas sin detonar y casquillos de armas de guerra

barra 4naranja220

Enero cierra con 62 muertes violentas en Ciudad Guayana

barra 4naranja220

Ultiman y roban a dos policías estadales durante falso llamado de robo en Ciudad Bolívar

 

La familia de Diógenes José Basanta, de 34 años, declaró este domingo a las afueras del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en San Félix, que no descartan que la suegra y esposa del occiso estén relacionadas con la muerte del hombre.

Explicaron que Basanta laboraba en un conuco conocido como Parcelas 2000, en el municipio Piar. El hombre había salido de su casa el 28 de enero en una moto y no regresó más. Eso les encendió las alarmas y procedieron a contactar a los amigos, conocidos y compañeros de trabajo para dar con el paradero de su familiar.

Las sospechas se acentuaron con Eymar Misael Hernández Tarazona, de 20 años -compañero de trabajo del desaparecido-. El joven fue arrestado por funcionarios de la Policía del estado Bolívar (PEB) quien tras ser interrogado reveló que él lo había matado y los conduciría hasta el sitio donde había enterrado el cuerpo.

Parientes de la víctima especificaron que tuvieron que caminar varios kilómetros junto a los funcionarios y el detenido para dar con la fosa donde había enterrado el cuerpo. El cadáver estaba en el asentamiento campesino El Calmbre, sector Santa María.

Trascendió que Eymar cabó la fosa, y el fallecido estaba maniatado y con un tiro en el pecho. Presumen que cuando fue sepultado aún estaba con vida, debido a que su cuerpo mostraba señales de haber intentado escapar de la fosa.

Los funcionarios incautaron durante un allanamiento una escopeta sin marca visible y con los seriales devastados, con esa arma fue que Eymar disparó. La moto de la víctima no ha sido localizada.

Visto 4398 veces Modificado por última vez en Domingo, 05 Febrero 2017 18:23

Los centros de coordinación policial Cachamay, 11 de Abril y Roscio han sido atacadas con armas de fuego y granadas en apenas cuat...

En otro caso en el que convergen el hacinamiento carcelario, la permanencia de reos en centros de detención preventiva y descontro...

Allanamientos violentos y sin órdenes judiciales suceden en la entidad desde 2017, efectuados por los oficiales. Los vecinos han d...

A Víctor Manuel, de 18 años, lo encontraron decapitado. Su cabeza estaba incrustada entre las rejas de una casa de la invasión La ...

El director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño León, estuvo en un foro de la Escuela de Derecho de la...