Viernes, 28 Abril 2017 00:00

El profesionalismo y la honradez de César Mendoza signan su último adiós [+ video]

 
Valora este artículo
(9 votos)
Mendoza padecía de insuficiencia renal. Murió en Guayana a sus 87 años Mendoza padecía de insuficiencia renal. Murió en Guayana a sus 87 años Foto Oliver González
  barra 13aNaranja300

MÁS INFORMACIÓN 

Mendoza2

César Mendoza descansa en paz en la Guayana que ayudó a construir

Mendoza1

“Guayana es totalmente recuperable”

 

Profundo respeto y admiración fueron las principales expresiones de quienes este jueves acudieron a darle el último adiós al ingeniero César Mendoza, uno de los constructores de la Guayana que materializó el sueño de la alternativa económica no petrolera del país.

Familiares, amigos y ex compañeros de trabajo de la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro, de la que fue presidente entre 1984 y 1989, destacaron su honradez, su dedicación al trabajo, su profesionalismo y la alta moral que le permitieron ser considerado como uno de los mejores ingenieros de la región.

Nacido en Valencia, estado Carabobo, Mendoza llegó a Guayana en 1961. Trabajó de la mano de Leopoldo Sucre Figarella y su capacidad de liderazgo y gerencia lo hicieron parte de importantes obras de infraestructura pública en la región, en la que ahora descansa, tras morir a sus 87 años en la mañana de este jueves.

“César Mendoza fue uno de los pioneros en Guayana”, resaltó Segundo Romero, quien trabajó en Sidor como gerente de Palanquillas entre 1975 y 1998. Como ex compañero de trabajo y amigo, valoró su entrega, profesionalismo y sencillez, “muy espiritual y muy profesional, conocedor de la materia. Valioso para esta ciudad, todos los colegas y los trabajadores lo queremos mucho”.

Danilo Urdaneta, otro ex sidorista, llegó a Guayana en 1963, cuando Mendoza era gerente general de planta de Sidor. “Empezó una relación profesor-alumno, siendo César por supuesto profesor y yo un alumno que quería chupar su conocimiento y bondad, todo lo que él irradiaba”.

“César fue un pilar, una cosa muy grandiosa para esta zona. Uno aprendía mucho de él”, resaltó Rafael Bartolo Torrealba, de los primeros contadores que llegaron a Guayana.

Una amplia fotografía que lo muestra sonriente fue dispuesta a un lado de la capilla velatoria, en recuerdo de un hombre incansable que aún a sus 85 años seguía trabajando como asesor de la Fundación Catedral como buen feligrés que era.

En 2015, en la última entrevista que concedió a Correo del Caroní, resaltó que esta obra era necesaria tanto para humanizar la ciudad como en agradecimiento al Ser Supremo que le había dado tantas riquezas a Ciudad Guayana hasta convertirla en un polo de desarrollo.

Sus restos son velados en la Funeraria Profamilia hasta este sábado. A las 11:00 de la mañana está prevista su cremación.

Compañeros y amigos homenajearon al doctor César Mendoza, como lo llamaban cariñosamente, a través de palabras y recuerdos que reproducimos a continuación.

Visto 4342 veces Modificado por última vez en Sábado, 29 Abril 2017 14:15

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...